Bruce Nauman, California,1941.



lunes, 7 de julio de 2008

SOBRE GOYAS Y REMBRANDTS DISCUTIDOS.

.


Con motivo de la polémica sobre la autenticidad de ciertos cuadros atribuidos a Goya, sospechosos algunos desde antes de que Manuela Mena y Juliet Wilson-Bareau lo manifestaran, Jonathan Brown escribe en la prensa de hoy un artículo comparando el caso Goya con el caso Rembrandt.El historiador del arte y especialista en Velázquez habla de la repercusión que el caso de El Coloso ha tenido no sólo en la prensa nacional sino en la extranjera y recuerda cómo "las cuestiones de atribuciones son el pan diario de historiadores del arte", y algo muy importante: cómo a pesar de los avances técnicos para analizar los cuadros, "las atribuciones son casi siempre subjetivas".

                                  Rembrandt. Jinete Polaco. 1h1655.114x135. Frick Collection.
                                  Rembrandt.Autorretrato.1658.133x104. Frick Collection


Es verdad que cuando faltan documentos fehacientes las pruebas suelen ser circunstanciales pero hay atribuciones más sensatas que otras y descatalogaciones más sensatas que otras, dependiendo de en qué pruebas se apoyen y de la calidad del análisis estilístico y técnico. Eso suponiendo toda la honradez posible que en este campo a veces los intereses concretos impiden y todo el mundo del entorno conoce. Brown acaba reconociendo cómo incluso " en los casos más cuidadosamente argumentados, no haya garantía de certidumbre."

Tiene mucho interés el paralelismo, conocido pero que Brown pone de relieve entre Rembrandt y Goya: "artista prolífico, grabador,dibujante, pintor, que atraía gran número de ayudantes y seguidores, sin olvidarse los falsificadores". Y recuerda el "caso Rembrandt". Cómo durante años hubo, y hay muchos Rembrandt sospechosos, algunos bellísimos, que si no son de Rembrandt -esto es opinión personal- merecerían serlo, como El caballero del casco de oro, y otros-. 

Pero Brown habla en concreto de el Jinete Polaco, que inspiró de alguna manera la novela homónima de Muñoz Molina, no sé hasta qué punto porque no la he leído. Esta enigmática y bellísima pintura está en Nueva York en la Frick Collection, de la que fue "echada"por los especialistas y a la que ha "vuelto" con todos los honores.

Si el Jinete Polaco merece ser de Rembrandt, también en la Frick hay un autorretrato de Rembrandt que no tiene dudas y que es uno de los más monumentales y envolventes de los casi cien que se hizo el grandísimo pintor holandés del siglo XVII.



*****