Bruce Nauman, California,1941.



sábado, 20 de septiembre de 2008

Joyce Carol Oates, un libro y tres (fragmentos de) entrevistas

JOYCE CAROL OATES (Lockport, Nueva York, 1938) considerada por la crítica como una escritora de la categoría de Saul Bellow, John Updike , Philip Roth...acaba de publicar en España una novela,La hija del sepulturero (Alfaguara) inspirada en la vida de su abuela, una emigrante alemana que llega a Nueva York en 1936 huyendo del nazismo y ese motivo, que la trae a la actualidad literaria, hace oportuno recordar algunas de sus opiniones vertidas en dististas entrevistas sobre literatura, pero también otros aspectos de interés.

En la actualidad, aparte de escriibir, sigue impartiendo clases de creación litararia en la Universidad de Princeton, Nueva Jersey, de donde han salido escritores jóvenes tan interesantes como Jonathan Safran Foer.




















P.: ¿Por qué decidió escribir una obra de no ficción como La fe del escritor?
R.: Quería escribir un libro sobre la técnica de escribir y lo que hice es mezclar la parte técnica con una biografía sobre la vida de un escritor, que discute mi pasado y los libros que me influyeron cuando empezaba a escribir.

P.: ¿Cree que la visión autocrítica de algunos escritores está totalmente distorsionada?
R.: Sí, muchos escritores no se pueden ver objetivamente, lo cual no tiene nada que ver con corregir la obra propia. Un escritor debe sospechar de las buenas críticas: muchos libros malos tienen buenas críticas. Por ejemplo, Moby Dick, que es probablemente la mejor novela norteamericana, fue destruida por la crítica cuando fue publicada. Y Scott Fitzgeraqld creía que una de sus novelas, Suave es la noche, era mucho más experimental que Finnegan's Wake, de James Joyce.

(El País. 06/12/2003. J. Martínez de Pisón)




P.: en el libro [La hija del sepulturero], la protagonista, Rebeca, alter ego de su abuela, sufre abusos desde la infancia y también en su matrimonio. Por desgracia es un problema que en España conocemos demasiado bien, porque raro es el día en el que una mujer no es asesinada por su esposo. ¿Cómo es posible que en pleno siglo XXI las mujeres sigan siendo víctimas de la violencia doméstica?
R.: Me temo que la violencia contra las mujeres -y contra los niños- es una constante de la especie humana. No se trata de un drama específicamnete americano, ni español, ni contemporáneo, sino que parece estar profundamente arraigado en la naturaleza del hombre. Sin embargo, creo que las leyes pueden regualar este perverso comportamiento "instintivo". Por eso gran parte de mi obra ha sido reflejo del efecto de la violencia doméstica sobre las personas indefensas.[-]

P.: También lleva treinta años en Princeton enseñando escritura creativa. ¿Quiénes son los autores que siempre recomienda a sus alumnos?
R.: Enseño narrativa breve clásica y contemporánea a mis estudiantes -la lista es demasiado abrumadora para que sea exhaustiva-, desde Chejov, James Joyce, Virginia Woolf y Hemingway a Raymond Carver, Richard Ford o Joan Didion.Y mis alumnos los leen profundamente en su intento por comprender lo que la ficción contemporánea significa.

(18-24/09/2008. El Cultural.Nuria Azancot)


P.: Su abuela le regaló "Alicia en el país de las maravillas" y una máquina de escribir, y así despertó su vocación. ¿Cree que las lecturas juveniles de un escritor resultan fundamentales para la formación de su imaginación artística?
R.: Sin duda lo que leemos antes de asistir a la Universidad ejerce una profunda influencia:por una parte no tenemos mucha memoria almacenada en ese periodo y toda lectura significativa se imprime en nuestra conciencia de un modo que no se consigue con los materiales que frecuentamos posteriormente. Sería sensato que los padres guiaran a lo niños y a los jóvenes hacia la lectura de unos cuantos "clásicos" entre las múltiples atracciones que la cultura popular ofrece en estos tiempos. Por lo general los clásicos se releen a lo largo de la vida -al menos así ocurre en algunas personas- así que la relectura de Dostoyevsky o de Dickens, de Dickinson o Cervantes puede convertirse en relectura de la propia identidad. Siempre seguimos descubriendo nuevos aspectos de nosotros mismos por medio del espejo del gran arte.

(20-26/09/2008. ABC.Valerie Miles)



********************