Bruce Nauman, California,1941.



jueves, 11 de diciembre de 2008

ALEXANDER CALDER: EL ARTE COMO JUEGO. La gracia frente a la gravedad: forma, movimiento, color y luz en el espacio

:::::::::::::::::::::




La Exposición de Calder en el Museo Withney de Nueva York pone al escultor americano más de actualidad si cabe.Su capacidad de seducción no tiene límite y conquista igual a los niños que a los adultos porque sus esculturas no son sólo cachivaches fascinantes, son poesía capaz de producir sensaciones y emocionar.
Alexander Calder (Filadelfia 1898- Nueva York 1976) no pensó dedicarse al arte, aunque provenía de una familia de escultores. Prefirió estudiar ingeniería mecánica, que tan bien le vendría luego unir a su talento artístico pero  hasta 1923 no pisó una escuela de arte. 
En 1926 se instaló en París, un lugar efervescente todavía en los años veinte con las sucesivas vanguardias coronadas por el surrealismo. La abstracción geométrica de Mondrian fue como una iluminación para él; abandonó la figuración y construyó obras con un lenguaje totalmente abstracto, con partes móviles activadas por una motor eléctrico o manualmente.Su lenguaje plástico, el colorido, el sentido de arte como juego, -como el "no hay reglas" o las reglas las pongo yo- le aproximan mucho a Miró, ese pintor que crece más y más cada día.
En 1931 creó una obra que Marcel Duchamp -quién mejor- bautizó como mobile (móvil). Al otro tipo de esculturas sin móvimento en 1932 Jean Arp (otro buen padrino) las llamó stabiles. (La obra del techo de la Universidad de Caracas se puede considerar un gigantesco stabile.)


Las nubes o los platillos volantes de Alexander Calder penden sobre la enorme Aula Magna de la Ciudad Universitaria de Caracas.El arquitecto Villanueva contaba con un gran móvil de Calder para el exterior pero hubo problemas de acústica en el inmenso interior y Calder, que también era ingeniero, propuso llevar a cabo las soluciones que habían propuesto otros ingenieros para mejorar la acústica, pero de forma artística: realizó planchas de madera de formas abstractas y orgánicas pintadas con colores intensos y las dejó colgando del techo como si flotaran; el efecto resultó espectacular y práctico.La sala se inauguró en 1953.



El Museo Whitney de Nueva York ( el compacto y expresivo edificio es obra de Marcel Breuer, 1966) guarda parte importante de la obra de Calder y realiza ahora la Exposición Calder ,el París de los años1926-33.En las maletas de la derecha transportaba por todo París, si era necesario, el atrezzo y los personajes que necesitaba para hacer funcionar su ¿dadaísta? circo.Cuando montaba la pista los entusiasmados espectadores asistían a una verdadera performance.




Josephine Baker,la mundialmente famosa cantante y bailarina negra de variedades y cabaret y también actriz,que ya había triunfado en el Cotton Club de Nueva York, debutó en París en 1925 con gran éxito.
En que su fama se extendiese tuvo algo que ver su exótica forma de bailar, su insinuante sexualidad y su vestimenta mínima, pero realmente era un ser lleno de gracia y así lo percibió Calder. 
Calder amaba, el color, el movimiento y el ritmo, pero también el juego y la alegría que la Baker derrochaba.El artista  que "dibujaba en el espacio" con el alambre, realizó en París esas expresivas "esculturas" bidimensionales de la fascinante cabaretera negra que tanto se la parecen: expresivas, dinámicas,elásticas, musicales y ritmicas.




Abajo: La pista del circo de Calder  atravesada por atrevidos funambulistas pero también la habitaban malabaristas, trapecistas, y tragasables, contorsionistas, leones...era un espectáculo verdaderamente mágico que trasladaba a los espectadores al entusiasmo y la magia de la infancia./
Y,debajo de él, la Fuente de Mercurio de Almadén que Calder presentó en el Pabellón de España de la Exposición Universal de París de 1937, en plena Guerra Civil española.Estaba en el exterior del Pabellón que había realizado Sert y acompañado del Guernica de Picasso y de importantes obras de Miró  y Julio González...








Diferentes tipos de móviles, algunos como el que pende sobre el hall del Guggenheim de Nueva York de escala gigantesca, aunque no lo parezca por su levedad aérea.
Los móviles suponen una delimitación ideal del espacio,el equilibrio pero también el dinamismo producido por la más leve corriente de aire, el color, los juegos de luz, la abstracción de las formas...son realmente un juego en el sentido que Schiller da al arte.

Josephine Baker, representa, aparentemente  la frivolidad y la inconsciencia de "los felices veinte", pero era una persona  preocupada por los problemas sociales, sobre todo de la infancia, posiblemente recordando las dificultades y carencias de la propia.Llegó a adoptar doce huérfanos de diversos orígenes,y durante la Segunda Guerra Mundial, colaborará con la Cruz Roja y la resistencia por lo que después de la guerra fue condecorada con la Legión de Honor.
Aunque adquirió la ciudadanía francesa participó activamente en América en favor de los derechos civiles y participó en la marcha de Washington de 1963.
Vivió con sus hijos en un castillo en la Dordoña francesa. Era una persona querida y respetada y a su muerte en 1975 recibió honores militares del Estado francés.







:::::::::::::::::::::::::