Bruce Nauman, California,1941.



sábado, 10 de mayo de 2008

LA PINTURA FLAMENCA ENTRE 1425 y 1432: HUBERT Y JAN VAN EYCK

*****
Los HERMANOS VAN EYCK revolucionaron la  pintura, en Flandes ,en el siglo XV.
Mientras en Florencia se iniciaba el Renacimiento, ellos ponían brillantemente fin a la pintura medieval, consiguiendo perfeccionar y difundir  la técnica del óleo y  ampliar el espacio pictórico por medio de la perspectiva aérea.

                                       (ampliar)
El Políptico de San Bavón de Gante o Retablo del Cordero Místico, que pintaron Hubert y Jan Van Eyck,  fue terminado  por Jan tras la muerte de Hubert en  1432.Era un encargo de Joos Vidj y su esposa Isabel, retratados como donantes en las tablas exteriores.

 La Pintura Flamenca y El Renacimiento . En el siglo XV hubo en Europa dos florecientes núcleos económicos : al Sur, Italia (Florencia,) y en el Norte Flandes (Tournai, Brujas, Gante...) Eran  centros con gran desarrollo de la   industria textil  y de las actividades comerciales y financieras y en ellos se había desarrollado una pujante burguesía que a veces trataba  de ennoblecerse a través del mecenazgo. Los Medici son  el mejor ejemplo pero hay otras "dinastías" menos potentes y  conocidas pero también importantes. 

Cerrado:350 x 223 cm.
Abierto: 350 x 461cm.

La calidad técnica logra   reproducir "milagrosamente" la realidad y la textura de cualquier materia y conseguir matices de colores nunca vistos hasta entonces.El estilo ,suntuoso y severo a la vez, es capaz de expresar lo terrenal y lo espiritual con la misma intensidad. 

Se atribuye a los  Hermanos Van Eyck la generalización  del uso del óleo al añadir trementina a la mezcla de pigmentos y aceite. Perfeccionaron la perspectiva empírica, con su capacidad de representar el espacio tridimensional en las dos dimensiones del plano, de forma aproximada, basándose en la experiencia visual.(en el Sur, los florentinos lo logran por medios matemáticos y geométricos, es la perspectiva "científica"). 

Pero además, -y se puede comprobar en los fondos del paisaje-, crean la perspectiva aérea, la profundidad lograda con el enfriamiento de los colores que se alejan.Utilizan la luz y su capacidad para multiplicar los tonos y modelar volúmenes. El óleo permite con  la técnica de veladuras superponer capas casi trasparenten de color, que crean gran complejidad pictórica y expresiva.Los  van Eyck fueron discípulos de los Hermanos Limbourg, grandes miniaturistas y de la miniatura proviene el detallismo  y la minuciosidad de sus representaciones.

Jan van Eyck es un gran retratista, como muestra con frecuencia y en este caso en las figuras de los "donantes," pero eso que llamaríamos realismo en los Primitivos Flamencos es un realismo de carácter simbólico porque,como recuerda  Huizinga detrás de cada objeto está  todavía Dio. Por eso esta pintura pertenece  todavía a pesar de lo tardío de la épocas, a la  Edad Media.


1.- El retablo cerrado:- En las tablas centrales la escena de la Anunciación, en un interior burgués de ventanas ajimezadas y suelo ajedrezado que favorece la representación del espacio en perspectiva y a través de las ventanas un paisaje urbano.La Anunciación es una escena fundamental en la doctrina cristiana. Es la esperanza de la Redención después de la pérdida del Paraíso.

- En las tablas inferiores,bajo arcadas  en  los "donantes" en postura orante y en el centro San Juan Bautista (el precursor) y San Juan Evangelista (patrono de la familia Vyjd). Los santos están pintados en grisalla, como si fueran esculturas.

-En las tablas superiores, en los extremos los Profetas Zacarías y Miqueas y en el centro las Sibilas de Eritrea y de Cumas.(En la Edad Media se llegó a pensar que también las Sibilas paganas habían anunciado la llegad de Cristo,como los Profetas)


2.- El retablo abierto:

- La parte inferior la forman cinco tablas que componen una escena que va creciendo en intensidad desde los extremos al centro, donde sobre un altar se encuentra Cristo como Cordero Místico. El escenario es una florida pradera, al fondo de la cual se perciben edificios que simbolizan la Jerusalén Celestial y más allá los verdes se enfrían en azules grisáceos  para dilatar  hacia el fondo el espacio  creando  la perspectiva aérea.

Desde los cuatro Puntos Cardinales se van aproximando las multitudes de justos a adorar al Cordero; avanzan con ritmo procesional desde el ángulo inferior izquierdo los jueces íntegros y los caballeros de Cristo y desde el derecho lor eremitas y los peregrinos. Y confluyen desde los ángulos superiores los papas y obispos por la izquierda y mártires con palmas por la derecha. Todos se dirigen hacia el Cordero Místico rodeado de ángeles con incensarios y con símbolos de la Pasión.La sangre del Cordero cae en un cáliz que está sobre el altar.

En el eje vertical dentro del sol, en un rasgo del simbolismo oculto propio de esta pintura, está la paloma que simboliza al Espíritu Santo.Y en el mismo eje, el altar y más cerca del espectador  el pozo octogonal pintado todo él, y sobretodo el agua, con un verismo sorprendente, que simboliza a la Virgen María.

-La parte superior "pesa" considerablemente sobre la inferior, lo que se acentúa al faltar la predela, que remataba la obra.La parte central la ocupan la figura del Señor, acompañado por la Virgen y San Juan Bautista (a la manera de la Deesis bizantina). Las tres figuras son de una suntuosidad y una brillantez sorprendentes. A ambos lados de ellos dos paneles con ángeles músicos (hacia 1420 en Flandes se creó la polifonía que estaría vigente en Europa durante un siglo) y en las tablas exteriores los desnudos a tamaño casi natural de Adan y Eva. Son los primeros desnudos monumentales del norte desde la Antigüedad.Los primeros europeos los había pintado en Florencia unos años antes (1427) Masaccio, el primer pintor renacentista. Rematando los desnudos en la parte superior hay dos pequeñas escenas en grisalla, que representan el mal absoluto.En una de ellas Caín y Abel ofrecen sus frutos pero en la otra Caín, envidioso, mata a Abel.

En el siglo XVI desapareció la predela, escena seguida estrecha que remata el retablo por la parte inferior. Parece ser que representaba el Infierno.
- La iconografía, muy compleja,responde al tema central del Cristianismo: la Salvación.
En 1521 DURERO va a verle y expresa su estupor y admiración.




*****