Bruce Nauman, California,1941.



sábado, 6 de diciembre de 2008

Cuestiones musicales: la "Grosse Fugue", Op. 133 de Beethoven, como pretexto

                                   Busto de Beethoven en el jardín de su casa de Viena.(pulsar)




SALVADOR PÁNIKER, en , Novedades discográficas, El País, 6/12/06, decía:


" El compositor español Luis de Pablo ofreció una vez una explicación sencilla sobre la aceptación de las músicas."Aceptamos una música en la medida en que la hemos escuchado muchas veces." Como si dijéramos: en la medida en que la podemos tararear. De ahí la dificultad de ciertas novedades. Algunas de las músicas que hoy nos parecen obvias, les resultaban insoportables por ejemplo a Larra, que también fue crítico musical.Un día hizo Larra una crítica de Beethoven afirmando que era una música ininteligible que, en el mejor de los casos, exigía saber matemáticas para disfrutarla. (Perdonaríamos a Larra en caso de que se refiriera a alguno de los últimos cuartetos beethovianos, de cuando el músico de Bonn escribía ya sin la menor intención de complacer, atento únicamente a su exigencia interior, a su perplejidad de animal acosado y sordo. ciertamente aquello resultaba ininteligible para la época.)"  
"En cualquier caso Larra se equivocaba. Precisamente lo que no hay que hacer es estudiar "matemáticas" de cara al goce estético. (Lo cual no obsta para que se pueda describir el encadenamiento matemático y dialéctico de muchas grandes obras. Ernest Bloch lo hizo a propósito de la música medieval) Lo que quiero decir es que si nos limitamos a estudiar la estructura de una composición musical, el tejido de sus encadenamientos armónicos, la descomposición del discurso en sus elementos gramaticales, entonces se pierde lo esencial; más aún: hasta cabe que nos volvamos impotentes para el goce musical. Es por esto que siempre desconfié de estos "aficionados" que asisten a los conciertos, libreto o partitura en mano."



Pániker recuerda la necesidad de hacer familiares  sonidos, armonías, melodías , ritmos...inusuales. Y de cómo músicas que hoy se oyen con naturalidad  fueron difíciles de escuchar cuando aparecieron. Algo semejante a lo que sucede  con la mayor parte de la música contemporánea, mucha de la cual resultará familiar... más adelante

Se puede probar oyendo esos cuartetos "difíciles" que compuso Beethoven en los últimos años de su vida.Y de ellos la parte más "difícil" de todas, el sexto movimiento del Cuarteto para cuerda. Op.130.]

[Beethoven murió en Viena en 1827,a los 57 años. Al año siguiente moríria Goya en Burdeos, otro sordo ejemplar; sus Pinturas Negras tampoco fueron aceptadas hasta pasados muchos años.] 
Partitura original de la Grosse Fugue

En sus  años finales  Beethoven se adentra en territorios armónicos, ritmicos y de tonalidad nuevos sin los que el romanticismo sería impensable,pero va más lejos.

Los últimos Cuartetos de cuerda  disuelven los moldes tradicionales y parecen  dar un salto en el tiempo pero hay pocas obras con una forma tan rigurosa y perfecta según los entendidos.

 Esta música para sí mismo fue mal comprendida por el público y alguna vez radicalmente rechazada. Fue el caso del movimiento final del Cuarteto Op.130, la Grosse Fugue,que incluso Beethoven accedió sutituir,mientras comentaba:" No importa, no la compuse para ellos, sino para el futuro". Y la Grosse Fugue se convirtió en una obra autónoma, la Op. 133 y que hoy todavía suena a vanguardia.

Se puede experimentar comprobando cuántas veces es necesario escuchar la Grosse Fugue para comprender y aceptar que Beethoven era ,sobre todo, un Tonddichter (poeta sonoro) como él se reclamaba y cuenta Tomás Marco en su monumental Historia Cultural de la Música, recientemente publicada.

Cuando las percepciones auditivas dispersas y extrañas se van convirtiendo en un todo hermoso, y de la audición surgen sensaciones y emociones nuevas,y se percibe que se ha dilatado y afinado la capacidad de oír se comprueba que percibir la belleza es también un ejercicio de empeño y conquista, además de   una  fuente de endorfinas de la mejor calidad.


BEETHOVEN. GRAN FUGA, Op.133
Cuarteto Alban Berg

:::::::::::::::::::::::::::::::::