Bruce Nauman, California,1941.



lunes, 11 de mayo de 2009

MUSEO PERSONAL de Philippe de Montebello

.




"ARTE Y DINERO SIEMPRE HAN SIDO COMPAÑEROS DE CAMA. Y ESO NO ES MALO. EL DINERO SÓLO PERVIERTE A QUIEN SE LO PERMITE"/"YO NUNCA HE SIDO UN HOMBRE POLÍTICAMENTE CORRECTO, HE SIDO MENTALMENTE INDEPENDIENTE"




Montebello delante del Metropolitan, hace unos años

Si hace unas semanas fue en El País (maurice denis & philippe de montebello ) donde el director -durante treinta años- del Metropolitan Museum de Nueva York- decía cosas interesantes sobre el arte y los museos, esta vez es en el XLSemanal,(nº1121) donde sigue hablando de "su" tema: museos y arte.

Después de hacer un recorrido breve por su vida personal, su origen francés y su dominio de cinco lenguas, entre ellas español y ruso, y su trayectoria profesional se inicia la entrevista en la que, además, hace una lista de urgencia, provisional, de sus obras favoritas, en este momento, recalca. Se trata como es lógico de obras maestras y abarcan unos 1500 años más o menos de Historia del Arte, pues van desde una obra india del s.V dC, hasta arte africano del XIX y termina en Van Gogh.

Montebello mantiene en las manos Madonna con Niño, de Duccio h1300; esta tablita del primitivo italiano fue adquirida por el Museo en 2004 en 45 millones $. En la fotografía se hace patente su pequeño formato.


Montebello ha llegado a Madrid para inaugurar la primera cátedra del Museo del Prado en el Centro de Estudios del Museo. Después de hacer un breve resumen de su trayectoria familiar y profesional habla de que el nivel de burocratización a que se ha llegado en los museos roza lo insoportable pero que espera que el amor por la excelencia y la calidad se mantenga a pesar de los tiempos difíciles que se viven, debido a la crisis.[-]


XL.:Se retiró a finales de 2008 y ya se habla de la "era Montebello" como ejemplo de excelencia y de respeto por los verdaderos valores del arte

P.M.:El arte es una manifestación tangible de las más altas aspiraciones de la humanidad. Los museos deben mantener la misma excelencia con la que la mente del artista creó sus obras. Pero ese respeto no es sólo una cosa mía. Viví una época de gran desarrollo económico y cultural con fuerte apoyo al arte, en la que los museos cada vez funcionaban de forma más profesional. Todo ello hizo posible grandes adquisiciones y excelentes exposiciones. Han sido 30 años fantásticos para el mundo del arte.La mía no era una voz clamando en el desierto. Espero que ese amor por la excelencia y la calidad continúe en un mundo al que se le presentan grandes desafíos.[...] Por otro lado la crisis te obliga a ser creativo a reinventarte. Los museos van a cambiar, pero sinceramente no sé en qué dirección.

XL.¿Cree usted que con la crisis se recuperará "cierta pureza" en el mundo del arte, completamente dirigido por el dinero?

P.M. No creo que vivamos un periodo especialmente marcado por el dinero. Y en cualquier caso el dinero y el arte han sido siempre compañeros de cama. Éste siempre ha seguido al dinero; siempre ha habido grandes comerciantes de arte. ¿Por qué el arte mejor del Renacimiento estaba en Florecia? Porque residían los Medici, que eran fabulosos banqueros. La interferencia del dinero no es perniciosa. Así es la realidad; así funciona la vida. Nunca he tenido una mala relación con el dinero. El dinero sólo pervierte a quien se lo permite. Al final, el arte vale lo que uno esté dispuesto a pagar.El reto mayor es cómo trasmitir a las nuevas generaciones el sentido de tan formidable legado sin desvirtuarlo. No es fácil. Las encuestas ponen de relieve una alarmante falta de conciencia histórica de los jóvenes. No es sólo una cuestión de ignorancia, sino de indiferencia, que es más grave.[...]

XL. Una de las cosas que mejor hizo usted fue conseguir fondos para el museo. Ya es legendario su papel de encantador-intimidador de los ricos donantes.
P.M. Lograr fondos es un deber en Estados Unidos. El Estado no da nada a los museos. Uno puede conseguir lo que desea con perseverancia y seriedad; los posibles donantes deben confiar, saber que lo que estás haciendo se basa en razones auténticas. No es difícil ser honesto, íntegro y tratar a la gente con respeto. Estoy convencido de que muchas personas tendrían más éxito si tuvieran un poco más de sentido común y de cortesía. Ésos son los ingredientes del éxito y son cada vez más escasos. En el mundo del arte, la gente se deja llevar por unos celos tremendos y una competencia atroz. Yo jamás fui competitivo ni envidioso. Si otro museo organizaba una exposición fantástica, mi primera reacción era felicitarlos.Los museos sólo son los cuidadores de obras de arte para las futuras generaciones.[...]

XL. ¿Podría decirnos las razones por las cuáles un museo es importante para el público?

P.MLos museos son la memoria de la humanidad. Lo importante en el museo es el concepto de superación de uno mismo. El entusiasmo y el enriquecimiento que provoca entrar en contacto con el arte se debe a que es un símbolo palpable de que el hombre puede superarse a sí mismo siempre. Estar en un museo es compartir la presencia de genios, de obras que han sido creadas con una visión e inspiración superiores a las del resto. El hecho de que la gente elija ir al museo en vez de a otro lugar es por esa búsqueda de una experiencia que va más allá de lo ordinario. Te saca de la rutina diaria y te lleva a un reino más elevado. Esto no convierte a una persona en alguien mejor, pero sí eleva su espíritu temporalmente y, finalmente, la hace más interesante, más educada...no está mal.

XL. Nada mal. Usted se atreve a decir que apoya el concepto de "elitismo". ¿En qué sentido?
P.M. Yo nunca he sido un hombre políticamente correcto, he sido mentalmente independiente y abrazo felizmente el concepto de "elitismo". Elitismo es simplemente tener la noción de excelencia enraizada.

XL. Una de las decisiones más criticadas de su paso por el MET fue su negativa a adquirir arte reciente, se habló de su falta de interés por el arte moderno.
P.M. Nadie que dirija un museo puede decir que no está interesado en el arte contemporáneo. Hemos realizado grandes exposiciones con artistas contemporáneos. Es así desde que se creó, en 1870. De lo contrario, no tendríamos impresionistas ni posimpresionistas. En cuanto los más recientes, soy de la opinión en que en dos décadas estarán todavía vivos y trabajando y habrá que ver quien ha pasado la prueba del tiempo. Entonces merecerán la pena. Por ello no realizamos adquisiciones recientes. Si uno quiere saber lo último que está pasando en la escena artística, sólo en Nueva York hay más de 200 galerías de arte. Dese un paseo por el Soho o por Chelsea.


"ALGUNOS DE MIS CUADROS FAVORITOS..."

"Mi obra preferida cambia según mi estado de ánimo. De las últimas de mis adquisiciones para el MET -La Madonna con Niño, de Duccio Buoninsegna- estoy muy orgullosos. Pero hay muchas otras, de un Buda del siglo V del periodo Gupta a una escultura del Congo del s. XIX.; de una alfombra persa

Buda, periodo Gupta, s.V.
escultura africana siglo XIX (Máscara metálica de el Congo, s.XIX) (ampliar)

al campo de cipreses de Van Gogh
o el Estudio de una doncella, de Vermeer. Otras obras que me han impactado:Las Meninas de Velázquez:el Altar de Gante de Jan van Eyck (cerrado);
Altar de Gante de Van Eyck (abierto)
y el Altar de Portinari, de Van der Goes.
De los cuadros de Nueva York, mi favorito es San Antonio en el desierto de Giovanni Bellini [ no se ha podido encontrar ningún San Antonio de Bellini,y menos en Nueva York, tal vez sea un despiste y se refiera al también destacable San Francisco de la Colleción Frick, por si acaso...]

Y no puedo dejar de mencionar Et in Arcadia Ego, de Poussin;
La muestra de Gersaint, de Watteau...

Son tantas las obras inolvidables de la historia del arte..."

*****************************************************************************
Lo elegido abarca trece siglos y va desde Oriente y África a los principales focos y periodos de la pintura europea: Trecento,Primitivos Flamencos, Renacimiento y Barroco...y hubiera sido más propio llamarles obras de arte, ya que no todo es pintura...


Duccio,Madonna con niño. h 1300, témpera sobre madera.27,9 x 21 cm.( adquirida por el Metropolitan en 2004 por 45 millones  $)


La autenticidad de la Madonna de Duccio ha sido discutida...[ James Beck, profesor de Historia del Arte de la Universidad de Columbia en Nueva York cree que la pintura es mucho más tardía, incluso del siglo XIX, y que no tiene la factura que se espera de un genio considerado, en menor medida que Giotto iniciador de la pintura europea occidental. Y añade que ni siquiera es una buena falsificación...]

Son problemas casi sin solución en la historia del arte, a pesar de lo que se ha avanzado en las técnicas, estudio de soportes, pigmentos, utilización de infrarrojos...criterios estilísticos...se mueve tanto dinero alrededor y tantos celos y ambiciones profesionales... o faltan datos fidedignos, simplemente. Hay sospechas serias sobre Rembrandts muy reputados, como El Hombre del Casco de Oro y otros tan conocidos y admirados, y ¿El Coloso de Goya?...así son y están las cosas...Se adjudica a Goya la frase de que "el tiempo también pinta" y tal vez,a la vista de algunos hechos consumados, habrá que añadir que "el tiempo también autentifica"...

Entre las pinturas elegidas por Montebello hay un falso-auténtico, un falso que no pretende, o no puede ya, pasar por lo que no es. En EL Altar de Gante, de las doce tablas que tiene el anverso (el reverso tiene otras doce) una, la inferior izquierda, Los jueces íntegros,en la que éstos se dirigen detrás de la tabla de los Caballeros, también a caballo, a la Adoración del Cordero Místico, fue robada en 1934 y aunque el ladrón devolvió el reverso, la tabla que corresponde a S. Juan Bautista, y pidió un rescate...al final nunca apareció. Hubo que pintarla de nuevo, copiándola de reproduciones...para completar la imagen total del retablo.




Mientras, la postura más sensata frente a una obra de arte es, como tantas veces, la más honrada y sincera: "me gusta", "no me gusta" y aspirar a saber un poco más para que el gusto se pueda justificar, ampliar y afinar.Porque, aunque sea políticamente incorrecto, el arte es elitista,en principio, pero está al alcance de cualquiera que desee interesarse por él y leer, mirar y pensar lo suficiente. No puede ser demócrático apriori, porque como dice el escultor Richard Serra en El País (27 abril 09)"Si la gente votase qué arte quiere en una plaza, eligiría a Walt Disney"

Estas tres Madonnas con Niño son también de Duccio de Buoninsegna y su autenticidad no parece despertar dudas...por si se quieren comparar (ampliarlas)con la última adquirida.



Orson WELLES, que tanto sabía de arte, que era capaz de disertar con conocimiento y sensibilidad sobre el arte contemporáneo y de otras épocas durante horas, -han quedado testimonios grabados-,rodó esta película F For FAKE sobre la verdad del arte y las falsificaciones artísticas. Aquí se oye su voz profunda, llena de matices y seducción...


En Fake, O. Welles habla de la realidad de la ficción pero también de lo falso y lo verdadero.

.
. Una ciudad sin museo...